Las dos caras del Vinilo

Por David Martin

Cuando hablamos de que algo tiene dos caras, queremos decir que una es positiva y la otra negativa, pero este concepto tiene una excepción que son los vinilos. Aquellos objetos que contienen nuestra música favorita y pasamos por el tocadiscos de vez en cuando, y lo fabuloso que tiene, es que no hablamos en el pasado, porque ha retomado vigencia y popularidad. Parece paradójico que hace un par de décadas eran considerados obsoletos, recolectando polvo en el cuarto de San Alejo, yendo a parar a algún mercado de pulgas o en el peor de los casos, a la basura. Muchos de ellos podrían alcanzar hoy en día, cifras considerables, de acuerdo a su condición, color o rareza.

Se puede decir su regreso tiene que ver con la nostalgia, el coleccionismo o el marketing, quizás sea un poco de todo; pero las ventas en vinilo han superado las expectativas en los últimos años, y artistas recientes como Lana del Rey o Harry Styles, pueden encontrarse en este formato con sus últimos trabajos discográficos; y no sólo como varios piensan, en reediciones, remasterizaciones y hasta regrabaciones de trabajos del siglo anterior.   

La extinción de los discos había ocurrido a mediados de los años noventa, debido al crecimiento del Disco Compacto: más pequeño, ligero, económico y con mayor duración (74 minutos versus 60 en el vinilo). Y es que la historia nos ha enseñado que todo debe modernizarse para hacernos la existencia menos complicada. Entonces ¿Por qué regresaron? Uno de los mitos es que el sonido es mejor y para los melómanos es necesario escuchar la música como se debe. Varias fuentes indican que los surcos del vinilo permiten un sonido puro mientras que un cd los elimina, dejando lo esencial. Aunque todo depende en realidad de la producción, elaboración y como una pista musical fue grabada. Uno de los ejemplos recurrentes son los álbumes de The Beatles, que fueron grabados en monofónico (un solo canal de audio) y al pasarlos a estéreo, suenan diferentes.      

No todos los discos de vinilo tienen atributos óptimos para ser considerados como excelentes. Los producidos en Colombia, posiblemente sean mucho más delgados, con errores tipográficos o su impresión puede traer tonos distintos. Esto se debe al material usado, el número de copias sacadas y posiblemente, a la relevancia de la agrupación; por eso se pueden encontrar insertos monocromáticos, contraportadas con información incompleta o errónea. Aunque no son perfectos, muchos de estos acetatos pueden alcanzar cientos de dólares en el mercado.     

También se debe tener en cuenta que cuando un producto está en auge, las posibilidades de que se hagan copias ilegales son altas. Es mejor consultar páginas especializadas y desconfiar de ediciones de extraña procedencia o peor aún, álbumes que nunca fueron lanzados en vinilo, ausencia de sello discográfico o imágenes borrosas, poco nítidas, mal cortadas o claramente tomadas de internet.     

Algunas sugerencias para recuperarlos y tenerlos bien guardados, es siempre almacenarlos de manera vertical, protegidos por una funda a la medida, tanto para la cubierta como para el disco. Estás se pueden adquirir en línea. No colocarles objetos pesados encima o exponerlos al sol. Al terminar de escucharlo, guárdelo donde corresponde, sin forzarlo. No lo deje en el tocadiscos o en otra parte que no sea el lugar que ha destinado para ellos. Y la más importante de todas: nunca lo preste. Para empezar una colección no sólo basta con tener el dinero, sino también saber que se quiere; porque un vinilo es más que música, es una experiencia para los sentidos.

Páginas recomendadas

Discogs: permite consultar ediciones, lanzamientos y precios estimados de venta y compra. La inscripción es gratuita y sirve para registrar su colección. En caso de que no esté algún disco, puede llenar un formato y colaborar con la página.

www.discogs.com

Lado B: además de hablar sobre discos, Mauricio cuenta curiosidades de varios álbumes, ediciones y comparte secretos para coleccionistas. Realiza encuestas abiertas entre la comunidad, que sugiere agrupaciones, tendencias musicales actuales y de décadas atrás.

https://www.youtube.com/channel/UCGDuRyRJ1VIgJcmoVuLsW3w

Music Radar Clan: canal dedicado a diversos tipos de música, se enfoca al descubrimiento de nuevos sonidos y recuperar artistas que han merecido más en la historia. En cada vídeo, Víctor hace un mini documental, que atrapa y deja la sensación de querer escuchar más.

https://www.youtube.com/channel/UCcscSHEC5tA1aypzmKvcN0A

Bogotá, 2021

Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s